miércoles, enero 20, 2010

Social Media nos une y nos separa...

A veces el World Social Media, las Tecnologías y el Marketing hacen posible que no nos demos cuenta que mientras con aquellos nos unimos, con estos nos separamos. Así es, mediante un simple email, o con aplicaciones como Msn, Yahoo, Skyp, Blackberrymsn y sin dejar atrás a nuestros consentidos Facebook y Twitter dejamos que atrás eso de la distancia, el recuerdo y el olvido, para convertirlo en un day a day a tiempo real que nos mantiene inseparables, pero ¿qué pasa con esa(s) personas que tienes más cerca, o con ese amigo que te invita un café?.

Hace días fui al cine a ver Sherlock Holmes, y antes de que empezara la película, tomé mi celular para ponerlo en silencio y aproveché para enviar un tweet sobre una publicidad muy fea de PDVSA que dan en el cine y a la cual todo el mundo pitó (buuuh). Disfruté cada instante de la peli, es de esas que cuando te enganchan, te mantiene atenta cada minuto. Naturalmente cuando salí del cine vi mi teléfono y envié otro tweet invitando a todos los twitteros que me siguen a verla.

La persona que me acompañaba ese día, no es muy ducha y me hizo ver que tampoco le interesan mucho estos temas, me dijo: "oye tu le tomas mucha importancia al teléfono, viniste a ver una película" y yo le respondí: "es cierto pero ya terminó y la estoy recomendando a mis amigos". El continuó preguntándome para qué y fue cuando le conté un poco sobre este mundo del Social Media.

Al cabo de un rato y nada convencido de mi explicación en cuanto a lo importante que podía ser un tweet, me llegó un reply de
@SantiagoMorico, preguntándome acerca de la peli y si la recomendaba y por qué. Entre que yo le contestaba y por otro lado veía su Bio, mi amigo se indignaba más. Me decía que como yo podía estar enviando mensajes de lo que hago a gente que ni conocía, en lugar de compartir con él que lo tenía frente a mí. Traté de explicarle que un simple comentario como ese podía llevarme a encontrar trabajo de mi vida y él seguía sin entender. Por el momento y antes de que le diera una ulcera dejé a un lado el BlackBerry y le presté toda mi atención, finalmente se tranquilizó.

Es cierto, a veces nos metemos tanto en el rollo con estos nuevos aparatitos, que nos aislamos por completo de que hacemos, donde estamos y con quien, y no nos damos cuenta de que la persona que te acompaña que posiblemente no sea como tu de "twiitero" y/o "facebookero" la pasa mal, porque quiere compartir contigo, no contigo y tu red de amigos.

Nunca me había pasado antes, quizá es porque la gente que me rodea suele hacer lo mismo que yo o quizá nadie se atrevió a decírmelo tan en serio como él. Lo que sé es que trataré en lo posible de aprovechar más el tiempo con estas personas anti-tecnología.

Consejo? No se pierdan la peli, es buenísima!!!.. jaja,
Moraleja? ....Debemos tener empatía y aprender a reflexionar de lo que escuchas!!...

Saludos y nos vemos!!


BeaMena