lunes, mayo 10, 2010

Ojalá pudiera elegir a mi primer Jefe


Hace pocos días una amiga me contaba que empezó a trabajar en un lugar aquí en Toronto; pues acaba de terminar el College y no quiere perder tiempo, pero mientras hace la renovación del permiso de trabajo para meterse de lleno en su área, empezó a buscar y finalmente consiguió algo en un Coffee Shop. Entre cuento y cuento me decía "yo sé que yo no tengo mucha experiencia, pero tengo formación, ética y sentido común, sé que está bien y que no y la manager del lugar no sabe ni donde esta parada". Cabe destacar que la manager no es Canadiense.
Yo con toda la familiaridad la escuché, porque pienso en parte igual que ella. El punto no es que una persona tenga más o menos formación que otra, el punto es qué pasa cuando nos encontramos desde un principio con un mal ejemplo.

Muchos queremos a esa persona ideal para comenzar con buen pie, y así poder plasmar desde un principio ese montón de ideas que tenemos los jóvenes, que difícilmente (sin ánimos de ofender) va a tener esa persona que no solo tiene ya varios años trabajando en la misma empresa y se encuentra envuelta por no decir contaminada de todo lo que se viene haciendo siempre, sino que seguramente no tiene la ilusión, frescura y disposición que tiene una persona recién graduada. Esta persona quizás ahora ignore que: "lo que dicen los libros no es lo que se vive en la calle", pero de lo que si está segura es que desde ya quiere comenzar a conocer ese nuevo mundo, porque para eso estudió no?
Y digo, ojalá pudiera elegir a mi primer jefe, porque cuando es bueno, tú aprendes a hacer bien las cosas. Pero cuando tu jefe lo hace mal y tú estás emprendiendo un nuevo camino, aprendes lo que no debes hacer, pero sigues sin saber que debes hacer bien.

Gracias a Dios y a mi querida primera jefa y hoy en día gran amiga, yo corrí con suerte.
Tú qué opinas?.
BEAMENA